ADAPTACIÓN, clave para la modernización de entidades. 

“El aprendizaje es que cuando hay algo para cambiar, y cuando hay algo para hacer y una evolución para realizar, no la podemos dejar para mañana, nunca sabemos cuál es la próxima cosa que va a suceder, a la próxima cosa que nos vamos a tener que acostumbrar ”.

  Martin Migoya  –  Fundador de Globant

 

El Capítulo II del libro Legado, James Kerr nos describe a partir de qué y cómo se adaptaron los All Blacks para ser el equipo más exitoso del mundo.

Los neozelandeses pierden con Sudáfrica 40 a 26 y quedan últimos en el torneo Tri Nations de ese año. Fue un desastre. Todos sabían que debían arreglar esto.

Este fue el comienzo de un proceso largo, minucioso y a menudo doloroso que con el tiempo condujo a la gloria de la Copa del Mundo de rugby.

Lo que estos hombres lograron constituye un caso digno de estudio sobre “cambio transformacional de una cultura”, cuyas lecciones son aplicables mucho más allá de un campo de rugby.

Un cambio organizacional efectivo requiere cuatro etapas clave:

  1. Un caso que cambiar
  2. Una imagen persuasiva del futuro
  3. Una capacidad de cambio sostenida
  4. Un plan de ejecución creíble

Una organización triunfadora es un entorno de desarrollo personal y profesional en el que cada individuo asume responsabilidad y comparte sentido de pertenencia.

La creación de un grupo de liderazgo y de unidades operativas individuales donde los participantes asumieran cada vez mayor responsabilidad por los protocolos, principios y cultura del equipo, le dio estructura a esta estrategia.

No debería sorprendernos que la cultura de los All Blacks haya empezado a descomponerse desde su interior.

Como la mayoría de las cosas en la naturaleza, las culturas están sujetas a un proceso más cíclico, de flujo y reflujo, de crecimiento y declinación.

Este ciclo tiene tres fases:

  1. Aprendizaje
  2. Crecimiento
  3. Declinación

La clave, por supuesto, reside en que cuando estamos en lo más alto de nuestro juego, cambiemos el juego: dejar atrás relaciones, reclutar nuevos talentos, alterar las tácticas, repensar la estrategia.

Como líderes, esta es una de las responsabilidades primarias, cuya virtud reside en el sentido de oportunidad: cuándo bajar a la estrella, cuándo incorporar sangre nueva, cuándo dar vuelta todo el plan de juego. Esta es la quintaesencia del Kaizen, la noción japonesa del mejoramiento continuo.

En la jerga militar existe un acrónimo: VICA por volátil, incierto, complejo y ambiguo.

El estratega militar John R. Boyd acuño una teoría con aplicación directa en un entorno de cambios rápidos. “Para mantener una comprensión precisa o efectiva de la realidad, uno debe experimentar un ciclo continuo de interacción con el entorno para evaluar sus permanentes cambios”. Para crear los conceptos mentales que respalden la actividad de tomar decisiones recomendó  “Observar, Orientar, Decidir y Actuar”.

Para prevalecer en un conflicto, dice Boyd, “debemos ser capaces de formar conceptos mentales de la realidad que observamos a medida que la percibimos y ser capaces de cambiar estos conceptos cuando la realidad misma comienza a cambiar”.

“Ser agente del cambio”

Cuando nos preguntamos que podemos aprender de los All Blacks y que nos pueden inspirar vemos:

  • “Que se trata de buscar el hueco”.
  • “Se trata de adaptarse rápido al cambio creando una cultura adaptable”.

Buscar el hueco

Las cosas cambian más rápido de lo que creemos. Un momento estamos en la cima del mundo y al siguiente nos caemos por el borde. La función del líder es saber cuándo reinventar y cómo hacerlo. La curva sigmoidea nos dice que cuando estamos en lo más alto del juego, es momento de cambiar nuestro juego. La clave está en no perder el ímpetu. Como descubrieron los militares, la mejor forma de atacar es mediante un circuito de retroalimentación continua y, como aprendemos del kaizen, este proceso es mejor cuando la gente se involucra.

Los equipos que habrán de prosperar en este mundo VICA serán los que actúen rápido y con resolución para aprovechar la ventaja competitiva, y sean capaces de ajustarse y reajustarse sobre la marcha. O te adaptas o pierdes. Y la ventaja competitiva sostenida se logra con el desarrollo de una “cultura de adaptación continua”. La adaptación no es una reacción, sino acción continua; el problema nos inspira y se soluciona así mismo.

Un ejemplo lo aclara todo como decía Napoleón …

 McDonald´s va por su parte del mercado que hoy dominan las apps.

La cadena renovó su aplicación móvil con una nueva función para impulsar la compra digital y el take-away. Así, incentivará la concurrencia a los locales. La semana pasada, inauguró el primero con un protocolo Covid-19.

El lanzamiento no es casual: con sus restaurantes cerrados, la marca busca traccionar más clientes a los locales para incrementar las ventas y darle batalla a las apps de pedidos, que representan buena parte de las ventas de delivery de McDonald´s.

La cadena de comida rápida asegura que es la primera del mercado local en ofrecer el servicio.

”El proceso le indica al usuario cuál es el local más cercano para retirar sus combos, por geolocalización, y permite activar la opción  “Enviar a preparar” cuando se encuentra a 200 metros del local. “En esta coyuntura, se presenta como una opción ágil y segura de compra: incentiva el pago electrónico, reduce tiempos de espera y posibles colas, y se minimiza el contacto personal”.

Sin embargo, para la cadena, las apps de delivery siguen siendo rivales y, a la vez, socios estratégicos. Trabaja con Rappi, Glovo, PedidosYa y UberEats como partners.

La app de McDonald´s ya fue descargada más de 7 millones de veces. Por semana, son 12.000 las descargas que se suman y 400.000 los usuarios activos.

“Tenemos una comunidad que ya la utiliza y con esta función podrán comprar. Estimamos que un 10% de los usuarios de la app usará el Mobile Order & Pay”.

Fuente: Diario Cronista Comercial.

Para más información, escribinos a info@regionalpymezonasur.org.ar

Categorías: Sin categoría

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *